Sin seguro por conducir ebrio

Conducir es estado de ebriedad, además de exponerse a accidentes y multas, también es causal de pérdida de la cobertura del seguro.

Esto implica que en un siniestro, por ejemplo en un choque, la aseguradora podrá quedar eximida de dar cobertura, dado que el estado de ebriedad es una tradicional causal de exclusión de la cobertura de seguro.

No importará el grado del alcoholemia que presente el conductor, porque por lo general estás cláusulas de exclusión, no contienen ningún límite porcentual, basta con que en un acta de infracción conste el estado de ebriedad, para que opere la cláusula eximente para la aseguradora.  

Así se ha resuelto recientemente en un juicio, en la Provincia de Entre Ríos.