Protección de la ley por compra de cosas y servicios riesgosos

Cosas y servicios riesgosos - Defensa del Consumidor

El artículo 6 de la ley 24.240, establece que los productos y servicios riesgosos deben comercializarse observando los mecanismos, instrucciones y normas establecidas o razonables para garantizar su seguridad. Esto significa que los proveedores deben tomar medidas especiales para evitar que estos productos y servicios causen daños a los consumidores.

Texto del artículo

El texto del artículo dice lo siguiente: » Las cosas y servicios, incluidos los servicios públicos domiciliarios, cuya utilización pueda suponer un riesgo para la salud o la integridad física de los consumidores o usuarios, deben comercializarse observando los mecanismos, instrucciones y normas establecidas o razonables para garantizar la seguridad de los mismos.

En tales casos debe entregarse un manual en idioma nacional sobre el uso, la instalación y mantenimiento de la cosa o servicio de que se trate y brindarle adecuado asesoramiento. Igual obligación regirá en todos los casos en que se trate de artículos importados, siendo los sujetos anunciados en el artículo 4º responsables del contenido de la traducción.»

¿Qué significa «cosa o servicio riesgoso»?

Una cosa (producto) o servicio riesgoso es aquel que, si se utiliza en condiciones normales de uso, puede suponer un riesgo para la salud o la integridad física de los consumidores.

Algunos ejemplos de cosas y servicios riesgosos son:

Los electrodomésticos, como las cocinas, las lavadoras y los hornos.
Los juguetes, especialmente los que están diseñados para niños pequeños.
Los medicamentos, especialmente los que tienen efectos secundarios graves.
Los servicios públicos domiciliarios, como el gas natural y la electricidad.

¿Qué medidas deben tomar los proveedores?

Los proveedores de productos y servicios riesgosos deben tomar las siguientes medidas para garantizar su seguridad:

Utilizar materiales y componentes seguros.
Fabricar los productos y servicios de acuerdo con las normas de seguridad vigentes.
Incorporar instrucciones de uso claras y precisas.
Brindar asesoramiento adecuado a los consumidores.

¿Cómo saber si un producto o servicio es riesgoso?

En general, los proveedores están obligados a informar a los consumidores sobre los riesgos potenciales de sus productos y servicios. Esto lo pueden hacer mediante etiquetas, instrucciones de uso o advertencias.

Por ejemplo, un electrodoméstico debe tener una etiqueta con las instrucciones de seguridad. Un medicamento debe tener una etiqueta con los posibles efectos secundarios.

¿Qué puedo hacer si un producto o servicio riesgoso me hace daño?

Si un producto o servicio riesgoso te hace daño, tienes derecho a exigir una indemnización. Puedes hacerlo presentando una denuncia ante la autoridad de defensa del consumidor o ante un juez.

Para presentar una denuncia, debes reunir pruebas que acrediten el daño que has sufrido. Estas pruebas pueden ser facturas, fotografías, informes médicos, etc.

Consejos

  • No dejes de leer las etiquetas y las instrucciones de uso de los productos y servicios que compres.
  • En caso de tener dudas sobre la seguridad de un producto o servicio, consulta con un experto.

Conclusión:

La ley de defensa del consumidor protege tus derechos como consumidor. Si un producto o servicio riesgoso te hace daño, te asiste el derecho a exigir una indemnización.

Palabras clave:

ley de defensa del consumidor
productos riesgosos
servicios riesgosos
indemnización

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER
Y reciba notificaciones cada vez que publiquemos una nueva entrada en el blog.
opt-in image

Abogado Daniel Mendive

Derecho del Consumidor - Mar del Plata, Argentina

Deja una respuesta