FAMILIA


Abogado de familia: consultas más frecuentes

Reclamo por alimentos

¿Quiénes son los parientes obligados a prestar alimentos?
El Código Civil y Comercial en el artículo 537, dice que se deben alimentos los siguientes parientes:

Los ascendientes y descendientes. Entre ellos están obligados preferentemente los más próximos en grado.
Los hermanos bilaterales y unilaterales.
En cada caso, los parientes que están en mejores condiciones de proporcionarlos, son los que deben prestarlos.

En caso, de que dos o más parientes estén en condiciones de prestarlos, quedan obligados por partes iguales.

Sin embargo, el juez o jueza que intervenga en el juicio de alimentos, puede establecer cuotas distintas, considerando los bienes y las cargas de familia que tenga cada obligado u obligada.

¿Se les puede reclamar alimentos a los parientes por afinidad?
El Código Civil y comercial dice que sí, pero en forma limitada.

Solamente se deben alimentos entre el suegro o la suegra, y el yerno o la nuera.

También se deben alimentos entre hijos y padres afines. En este caso, no hay diferencia entre parientes matrimoniales y extramatrimoniales.

¿Qué sucede si un pariente de grado más lejano es demandado?
Puede citar a otros parientes para que participen en el pago de los alimentos.

Esto significa que los puede hacer citar al juicio, para que la sentencia los comprenda.

También puede hacerlos citar, para ser desplazado por otro pariente de grado más cercado de quien reclama alimentos.

Además, el artículo 549 del Código Civil y Comercial permite a quien quedó obligado a pagar alimentos, a reclamar a los otros obligados, en la proporción que a cada uno les corresponde.

¿Qué requisitos debe cumplir un pariente para reclamarle alimentos a otro?

Que el solicitante demuestre que se tiene una falta absoluta de recursos.
Que demuestre la imposibilidad de adquirirlos con su trabajo, cualquiera sea la causa que ha generado su estado.
Que exista un vínculo de parentesco dentro del grado que establece el Código Civil y Comercial.
El alimentante debe estar en condiciones de prestar los alimentos.
No debe existir un pariente más próximo al solicitante en condiciones de prestar alimentos.

¿Qué incluye la prestación de alimentos?

Lo necesario para la subsistencia, habitación, vestuario y asistencia médica.

Si la persona es menor de edad, también comprende lo necesario para la educación.

Se debe considerar, la condición de quien recibe la prestación de alimentos y las posibilidades económicas del alimentante.

¿Cómo se cumple con la obligación alimentaria?

Por medio del pago de una renta en dinero, en forma mensual, anticipada y sucesiva.

Aunque según sea el caso, el juez o jueza puede fijar cuotas por períodos más cortos.

Como excepción el obligado u obligada al pago, puede pedir autorización para cumplir con la obligación alimentaria de otra forma, pero debe fundamentarla petición, dando motivos suficientes.

¿Cuánto se fija de cuota alimentaria?

El monto se determina según las circunstancias del caso. Ese monto tiene que ser suficiente para que el alimentado o alimentada, continúe manteniendo su nivel de vida.

Por lo tanto, el juez o la jueza, establecerá una cuota alimentaria que contemple las necesidades de quien reclama alimentos y su nivel de vida, y el patrimonio del o la alimentante.

Es común, que cuando el o la alimentante trabaja en relación de dependencia, se fije un porcentaje del salario, que puede oscilar entre el 25 o 35 por ciento, previo análisis de las circunstancia del caso.

El porcentaje se aplica sobre el total del sueldo, aguinaldo y cualquier otra bonificación o ingreso.

Ese porcentual puede ser modificado, según cambien las circunstancias que se tuvieron en cuenta, al fijar la cuota alimentaria.

¿Se puede pedir el reajuste de la cuota alimentaria?

Sí, se puede pedir. Cuando el monto fijado pierde poder adquisitivo.

¿Se puede pedir cuota alimentaria por gastos extraordinarios?

Sí, pero no habilitan a pedir un reajuste de la cuota sino a reclamar una cuota aparte de la habitual.

Casos que habilitan este reclamo: gastos imprevistos, psicólogo/a, asistencia médica para cirugías, gastos extraordinarios en medicamentos e inclusive una cuota específica por gastos de veraneo.

Otras situaciones que permiten hacer el reclamo: mudanza, gastos por un nuevo contrato de locación y tratamiento odontológico extraordinario como el tratamiento de ortodoncia.

 

Alimentos por parte de los progenitores

¿Quiénes tienen la obligación de alimentar?

Ambos progenitores tienen la obligación de alimentar a sus hijos o hijas, conforme a su condición y fortuna.

¿Qué se considera al determinar la obligación alimentaria de cada progenitor?

No solamente el aporte en dinero que pueda hacer cada progenitor, sino también las tareas cotidianas que ha asumido el cuidado personal del hijo o hija.

Por lo tanto, estas tareas cotidianas tienen un valor económico y se consideran un aporte para la manutención del hijo o la hija.

¿Qué comprende la obligación alimentaria?

La manutención del hijo o la hija, la educación, el esparcimiento, la vestimenta, la habitación, la asistencia y gastos por enfermedad, como también los gastos necesarios para adquirir una profesión u oficio.

¿Qué sucede con los gastos extraordinarios?

Cuando ocurre alguna situación imprevista, es posible reclamar por separado una cuota para atender el imprevisto.

Por ejemplo: gastos para intervenciones quirúrgicas, asistencia médica, mudanzas, etcétera.

¿Cómo se fija la cuota alimentaria?

La cuota alimentaria puede establecerse por medio de una sentencia judicial o por un acuerdo extrajudicial entre las partes.

El acuerdo puede se presentarse judicialmente para su homologación.

¿Cómo se cumple con la obligación alimentaria?

Por medio de una prestación monetaria o en especie.

Esta prestación es proporcional a las posibilidades económicas del o la obligada a satisfacer los alimentos.

El pago de la cuota alimentaria se realiza mensualmente, en forma adelantada, del primero al quinto día de cada mes.

¿Cuándo termina la obligación alimentaria?

Cuando el hijo o hija cumple 21 años, excepto que se acredite que desde que llegó a la mayoría de edad (18 años), cuenta con recursos suficientes para proveerse los alimentos por sí mismo o por sí misma.

Sin embargo, esta obligación puede extenderse hasta los 25 años, si el hijo o hija, continúa estudiando o se capacita en un arte u oficio.

____________________________________________________________

La venta de la vivienda de la familia

Cuando se vende la vivienda familiar se debe considerar, que la persona casada, necesita del asentimiento del otro u otra cónyuge, según disponen el art. 456 y 470 del Código Civil y Comercial, caso contrario se podrá solicitar la nulidad de la operación.

¿Pero que sucede si la pareja no está casada y conforman una unión convivencial?

En ese caso hay que distinguir si la unión está inscripta o no. Si está inscripta, ninguno de los convivientes puede sin el consentimiento del otro, disponer de los derechos sobre la vivienda familiar, ni de los muebles indispensables de ésta, ni transportarlos fuera de la vivienda, como dice el art. 522 del Código Civil y Comercial. Caso contrario, el conviviente que no prestó en consentimiento puede pedir la nulidad del acto, dentro del plazo de caducidad de seis meses de haberlo conocido, y siempre que continuase la convivencia.

Un punto interesante para uniones convivenciales registradas, es que si el o la conviviente no quiere dar su asentimiento, el o la conviviente que quiere vender, puede requerir la autorización judicial para hacerlo, siempre que en la venta no esté comprometido el interés familiar.

Si la convivencia no está registrada, el conviviente que desea vender no estaría en principio, obligado a requerir el consentimiento del otro o la otra conviviente, dado que el código requiere el asentimiento.

Sin embargo, como en la venta de la vivienda familiar pueden estar comprometidos el interés de los o las menores a satisfacer su necesidad de tener una vivienda, es conveniente que el conviviente de una unión no convivencial no inscripta, preste su asentimiento para la venta, para evitarse el vendedor o vendedora, planteos realizados con fundamento en el interés superior del niño o niña. abogado on line

Otras áreas de práctica en derecho de familia
Responsabilidad parental
Cuidado personal de hijos menores y Régimen de comunicaciòn
Divorcios
Liquidación de la comunidad de bienes (antes llamada sociedad conyugal).
Juicios de filiación
Adopciones
Determinación de la capacidad jurídica
Violencia familiar

Visite mi blog

_____________________________________________________________________________

El proceso de familia

El proceso en el fuero de familia requiere de un asesoramiento letrado experimentado, personalizado y bien predispuesto para ayudarlo o ayudarla, a superar ese trance.

Un conflicto legal de familia es una situación que resulta difícil de afrontar.

La solución de un conflicto legal de familia, puede implicar un cambio profundo y definitivo en su vida.

 

Mis servicios como abogado de familia en Mar del Plata

Estoy a su disposición para aportarle todo mi conocimiento jurídico y mi experiencia de muchos años en la profesión.

Quiero ayudarlo o ayudarla a resolver su problema. Mi estudio jurídico se encuentra en la ciudad de Mar del Plata.

Mi trayectoria profesional, tiene muchos logros que me han permitido ofrecerle a mis clientes, soluciones satisfactorias para sus conflictos.

Espero su visita a mi oficina y estoy dispuesto a escuchar cuales son sus deseos y necesidades. También atiendo por videoconferencia.

Puedo ofrecerle una solución realista y perdurable en el tiempo, en el marco de la legislación vigente.

 

¿Cómo es el procedimiento en el fuero de familia bonaerense?

El procedimiento judicial en el fuero de familia de la Provincia de Buenos Aires, cuenta con una instancia denominada: etapa previa. En esta etapa, interviene el consejero de familia, pudiendo también intervenir en la etapa contenciosa como asesor del juez.

La etapa previa, es también judicial, aunque no tiene las formalidades de la etapa contenciosa, excepto las resoluciones que dicte el juez. La etapa previa permite al consejero, citar en forma espontánea a alguna de las partes o allegados que puedan brindar información útil, para poder elaborar un dictamen. Inclusive, es posible que el consejero mantenga conversaciones telefónicas, no solamente con las partes sino también con terceros interesados en la solución del conflicto.

En síntesis, el consejero es el coordinador de la etapa previa y cuenta con facultades para convocar a las partes y a toda persona vinculada con éstas, que el consejero considere importante escuchar. Asimismo, puede solicitar informes, pedir la asistencia del equipo técnico, de peritos y hacer el reconocimiento de personas o lugares. También puede requerirle al juez, medidas cautelares.

El trabajo en la etapa previa, tiene un enfoque interdisciplinario, por ello en el fuero de familia, no solamente intervienen los abogados sino también, el psiquiatra, el psicólogo y el trabajador social.

Todos estos profesionales conforman un equipo que permita un abordaje multidisciplinario de la problemática a resolver, donde cada disciplina aporta su enfoque con vistas a encontrar una solución apropiada.

Esta articulación disciplinaria, debe hacerse con un enfoque estratégico que ponga en el centro a las personas que están sufriendo la situación familiar conflictiva.

Por ello, la cooperación y la flexibilidad de todos los profesionales intervinientes es fundamental, mucho más, cuando hay intereses de niños en juego en la etapa previa, los cuales tiene jerarquía constitucional desde 1994, en nuestro ordenamiento jurídico. A pesar de todos estos esfuerzos, puede darse que no se llegue a una solución.

Por lo tanto, se dará paso a la etapa contenciosa donde el juez tendrá que resolver considerando las argumentaciones de cada parte y las probanzas que cada una de ellas haga en el proceso.

______________________________________________________________________________

Otras áreas de práctica en derecho de familia

Responsabilidad parental
Cuidado personal de hijos menores y Régimen de comunicación
Divorcios
Liquidación de la comunidad de bienes (antes llamada sociedad conyugal).
Juicios de filiación
Adopciones
Determinación de la capacidad jurídica
Violencia familiar

Para más información contáctenos para una consulta personal